Los senos: seductores y sagrados

La percepción de los senos de las mujeres varía según los diferentes contextos y culturas. Para un bebé, la atracción está ligada a la vida misma: ¡calor, seguridad y comida!

2 de lectura

Los senos: seductores y sagrados
Foto:Preggers

Los senos hinchados y sensibles a menudo son la primera señal de que estás embarazada. Los senos continúan creciendo durante todo el embarazo y aumentarás al menos una talla de sujetador. Si amamantas, probablemente aumentarás una talla más. Compra un sujetador resistente que te ofrezca apoyo y no te apriete los senos, ya que ahora están más sensibles. Es normal que los senos y los pezones duelan. Algunas mujeres no pueden soportar que les toquen los pechos mientras que otras encuentran que la sensibilidad de los senos aumenta su libido. La sensibilidad a menudo desaparecerá después de tres o cuatro meses, pero algunas mujeres tienen los senos sensibles durante todo el embarazo. La razón de esto son los cambios hormonales en el cuerpo.

Las hormonas se crean en la placenta, y los conductos lácteos y las glándulas mamarias crecen. Alrededor de la semana 13, las areolas se endurecen y se vuelven más grandes y oscuras. En este momento, el cuerpo se está preparando para la producción de leche de los senos. A veces, es posible sacar el llamado calostro ya durante el embarazo, un líquido transparente o amarillento. El calostro también puede salir de los senos durante las relaciones sexuales. Esto es normal y completamente natural, no hay nada de qué preocuparse. Los conductos lácteos que transportan la leche están ya completamente desarrollados durante el segundo trimestre, del cuarto al sexto mes. Esto significa que puedes amamantar a tu bebé incluso si es prematuro/a. La producción real de leche comienza después del nacimiento del/de la bebé, generalmente al segundo o tercer día.

Preggers

Una reseña de Preggers

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.