¡Socorro, estoy sangrando! ¿Es un aborto espontáneo?

A la mínima manchita, saltan todas las alarmas: ¿he perdido a mi bebé? Preocuparse es natural y los abortos son más frecuentes de lo que la mayoría de la gente cree. No obstante, puedes tener pérdidas sin que sea una señal de lo que te estás temiendo.

Therese Sok

3 de lectura

Una reseña de Therese Sok

Partera licenciada

¡Socorro, estoy sangrando! ¿Es un aborto espontáneo?
Foto:Kat Jayne from Pexels

Seguramente, todas las embarazadas tienen miedo a los abortos y, al mismo tiempo, piensan que «eso no nos va a pasar a nosotras». No obstante, uno de cada cinco embarazos acaba en aborto. Así es como funciona la naturaleza, especialmente antes de la semana 12; a partir de entonces, el riesgo disminuye considerablemente. Una de cada cinco mujeres tiene pérdidas al principio del embarazo; por ejemplo, después del sexo. Si sangras repetidamente después del sexo, el llamado «sangrado por contacto», ponte en contacto con tu matrona. Normalmente no es crítico ni tienes nada de lo que preocuparte, aunque eso es más fácil de decir que de hacer. Si sangras abundantemente, contacta con tu médico o con un hospital. Tendrás que responder preguntas sobre cuánto estás sangrando, si te duele o si tienes fiebre. Entonces, los profesionales sanitarios decidirán si tienes que ir al hospital o no. Si el sangrado es recurrente, tendrás que hacerte una ecografía.

Si se tienen pérdidas antes de las siete semanas completas del embarazo, a menudo se aconseja esperar y no ir al hospital. Puede sonar muy desagradable: necesitas ayuda de inmediato y estás profundamente preocupada. Pero hay una explicación natural de por qué debes quedarte en casa. Antes de la semana 7, no es posible determinar con una ecografía si el corazón del feto late o no, y en una etapa tan temprana del embarazo no se puede hacer nada para evitar un aborto si este tiene lugar.

Cuando se sufre un aborto, es fácil echarse una misma la culpa y pensar: «¿Qué es lo que hice mal?» Pero no es culpa de la mujer, de la madre. Los abortos tienen una explicación natural como, por ejemplo, que algo va mal en la división celular, y a veces tienen lugar tan al principio que ni siquiera te das cuenta de que has estado embarazada: solo es la regla que se te ha retrasado unos días.

Si, por desgracia, sufres un aborto al principio del embarazo, puede que sea una experiencia muy difícil para ti. Una vez que el test de embarazo da positivo, rápidamente nos ponemos en «modo embarazo». Incluso si el aborto tiene lugar al principio del embarazo, puede que acabes muy desilusionada. Debes darte permiso para afrontar lo que sientes y pasar el duelo. Si te da la sensación de que te has quedado atrapada en tu dolor y sientes que no puedes pasar página, es aconsejable que busques ayuda psicológica.

Therese Sok

Una reseña de Therese Sok

Partera licenciada