Embarazada en las semanas 1-3

Desarrollo de la madre

La verdad es que todavía no estás embarazada...

Hay diversas razones por las que es difícil saber el momento exacto en el que tiene lugar la concepción. Por eso, calculamos el principio de tu embarazo desde el primer día de la última regla, que es más o menos dos semanas antes del momento en el que realmente tuvo lugar la concepción. La ovulación tiene lugar unos 14 días después del primer día de tu última regla. No obstante, esto varía ligeramente según si tu ciclo menstrual es:

• de 25 días (ovulación entre los días 9 y 13)

• de 28 días (ovulación entre los días 12 y 16)

• de 34 días (ovulación entre los días 18 y 22)

Solo te puedes quedar embarazada durante la ovulación. Es posible que notes que la consistencia de las secreciones vaginales se vuelve más clara y aguada. Esto sucede para que el esperma pueda avanzar de forma más rápida y sencilla. Cuando se acaba la ovulación, las secreciones vaginales se vuelven otra vez blancas y densas. Durante la ovulación, es posible que notes un aumento de la temperatura corporal de unos 0,5 grados.

El óvulo solo puede ser fecundado durante las 24 horas posteriores a la ovulación. En consecuencia, es mejor si esta tiene lugar justo antes de la ovulación o en ese preciso momento. Así, el espermatozoide llegará al óvulo a tiempo para fecundarlo. Por eso no estás «embarazada» en la semana 1, sino que tienes la menstruación. En la semana 2 tienes la ovulación y en la semana 3 el óvulo es fecundado y baja a través del útero.

Cuando una planea quedarse embarazada, resulta sensato evaluar el estilo de vida que lleva. Naturalmente, un estilo de vida saludable siempre es bueno, pero antes y durante el embarazo tiene una importancia adicional. Deshazte de los hábitos nocivos tan pronto como puedas, come alimentos saludables y haz ejercicio regularmente. Además, antes del embarazo se recomienda que complementes tu dieta con ácido fólico. Hay estudios que muestran que 400 microgramos de ácido fólico al día reducen el riesgo de espina bífida en el/la niño/a. Se recomienda que tomes ácido fólico hasta el final de la semana 12, pero puedes seguir haciéndolo, ya que es beneficioso durante el embarazo y la lactancia. Habla con tu matrona si tienes dudas sobre el ácido fólico o cualquier otra cosa que se te ocurra: ¡el embarazo empieza... ahora!

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés para esta semana del embarazo.