¿Se pueden prevenir los desgarros vaginales durante el parto?

«Laceración perineal» es una palabra cargada de significado para las futuras mamás. Especialmente, porque a veces se hace referencia a ella como «desgarro».

Ingela Ågren

2 de lectura

Una reseña de Ingela Ågren

Partera licenciada

¿Se pueden prevenir los desgarros vaginales durante el parto?
Foto:pixabay.com

No suena agradable y no lo es. No obstante, las laceraciones son habituales. El cuerpo está bajo un tremendo estrés durante el parto, especialmente durante la etapa de expulsión y durante las contracciones uterinas.

¿Se pueden prevenir los desgarros? Y, si es que sí, ¿cómo?

Lo más importante es una buena comunicación con la matrona durante el parto. Ella es la que puede marcar el ritmo y evitar que el/la bebé llegue demasiado deprisa, indicando a la madre que jadee o resople con un par de respiraciones cortas para reducir la intensidad de las contracciones. La matrona suele aplicar algo caliente (por ejemplo, un paño caliente y húmedo) en la zona comprendida entre el ano y la vagina durante la etapa de expulsión. Eso aumenta la posibilidad de prevenir desgarros severos y daños en el músculo del recto. No obstante, no hay garantías de que se podrá evitar el desgarro vaginal. Alrededor del 80 % de las mujeres sufren desgarro, pero esta cifra incluye desgarros menores que apenas se notan y se curan rápido. En la mayoría de los casos no hay complicaciones: te darán un par de puntos de sutura que son reabsorbidos por el cuerpo y se disuelven en pocas semanas. Si pensar en desgarros te provoca ansiedad, recuerda que el asunto suena peor de lo que es. Algunas acciones preventivas incluyen lubricar y masajear el perineo durante el embarazo. Así se ablandan los bordes de la entrada de la vagina. Aunque no se ha comprobado científicamente que funcione, muchas matronas creen que eso puede prevenir los desgarros, así que vale la pena probar. Hay aceites para masajes en el perineo disponibles en el mercado, aunque el masaje es más importante que el aceite en sí. Habla con tu matrona si te preocupan los desgarros. La guía sueca de salud y asistencia sanitaria (Swe. «Vårguiden») te ofrece más información acerca de la laceración perineal y lo que puede hacer la matrona para facilitar el parto y minimizar el riesgo de desgarros.

Fuente: Swedish Health Care Guide (Guía de Atención Sanitaria sueca).

Ingela Ågren

Una reseña de Ingela Ågren

Partera licenciada

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.