Sabemos que, como pareja, tienes muchas cosas en la cabeza. Pero que muchas. Aquí tienes algo de ayuda para que te sirva de guía por el camino.

Puede que, como pareja, no te pregunten muy a menudo eso de: «Y tú, ¿cómo lo llevas?» Y ya está. Sin embargo, es mucho más que un simple «cómo lo llevas», ¿a que sí?

2 de lectura

Sabemos que, como pareja, tienes muchas cosas en la cabeza. Pero que muchas. Aquí tienes algo de ayuda para que te sirva de guía por el camino.
Foto:Preggers

Muchas parejas preguntan que si de verdad tienen que acompañar a su compañera embarazada a la clínica de maternidad y obstetricia, porque creen que lo que se comenta allí solo atañe a la madre y al/a la bebé. Naturalmente, no es obligatorio, pero durante la visita disfrutarás de una oportunidad de oro para aprender más, y eso te será útil más tarde durante el embarazo. Acompaña a tu pareja, haz preguntas, prepárate y busca información para leer.

Algo por lo que muchas parejas se preocupan es el parto en sí. ¿Tal vez sea el miedo a la sangre? ¿O el ver que la pareja está sufriendo? Tus sentimientos también hay que tomárselos en serio: atrévete a hablar sobre ello, entre vosotros y también con la matrona en la clínica de maternidad. Recuerda que el silencio no beneficia a nadie. Sin embargo, si notas que el miedo te sobrepasa un poco tirando a demasiado, puedes pedirle ayuda a la doula. Una doula es una mujer con mucha experiencia en partos que podría ser de gran ayuda para ambos.

«Es que no sé si quiero ser padre/madre». No es infrecuente tener emociones contradictorias y si hablar sobre ello te resulta difícil, o si tienes miedo de que se te malinterprete, habla con un/a terapeuta familiar. Recuerda que no te conviertes en padre de un día para otro: es un largo proceso de nueve meses durante el cual tus sentimientos, tu relación y todo lo demás está más o menos «patas arriba».

Preggers

Una reseña de Preggers

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.