¿Un juego placentero o un desafío agotador?

Hay claras ventajas y desventajas en el sexo durante el embarazo. Déjate inspirar y siéntete aceptada.

2 de lectura

¿Un juego placentero o un desafío agotador?
Foto:Preggers

El sexo puede ser un tema delicado cuando estás embarazada, con su mezcla de ventajas y desventajas. Como ya estás esperando al/a la bebé, no tienes que preocuparte por quedarte embarazada, lo que puede ser un gran alivio. Los tejidos están hinchados y congestionados porque las hormonas están revoloteando por tu cuerpo, lo que podría aumentar la libido. Pero tu pareja puede que no siempre perciba igual los cambios hormonales y corporales por los que atraviesas. Puede haber malinterpretaciones o simplemente no encontráis el momento adecuado para satisfacer las necesidades de cada uno. No te preocupes, habla con tu pareja. Estás más sensible, te ha crecido la tripita y sientes algunas cuantas molestias más del embarazo, todo esto también podría implicar ciertas limitaciones físicas. Pero para ser francas, a veces simplemente no tienes ganas. Y punto. Es muy importante que habléis y seáis honestos el uno con el otro. Habrá un mejor entendimiento.

De un día a otro, ya no estáis solos en la cama, hay alguien... ¿«observando»? Puede que todo esto te confunda un poco. ¿Está bien que los padres den rienda suelta a sus deseos? El hecho de que te preocupes por que el sexo pueda afectar al/a la bebé, podría también afectar a las relaciones sexuales. Te vuelves más cuidadosa y aburrida. No te preocupes, el/la bebé está bien protegido/a y el sexo no le hará daño.

Algunos afirman que el sexo podría inducir un parto al final del embarazo. ¿Mito o no? De todos modos, ¡nunca está de más un poco de placer!

Preggers

Una reseña de Preggers