Embarazada en las semanas 9

Desarrollo de la madre

Con un útero que ahora es el doble de grande de lo normal, es posible que los pantalones te empiecen a apretar un poco alrededor de la cintura...

Igual notas que te salen unos bultitos diminutos alrededor de los pezones. Son lo que se denomina «glándulas de Montgomery» o «glándulas areolares». Dichas glándulas producen una secreción oleosa que lubricará el pezón y la areola en el momento de la lactancia. La secreción también contiene agentes antibacterianos que inhiben el crecimiento bacteriano. Una señal evidente y no poco frecuente es que la salud de tu piel empeore y te salga acné. También te pueden sangrar un poco las encías, ya que se vuelven más blandas. Las mucosas también se ven afectadas por el embarazo. La congestión y el sangrado nasal son frecuentes. Pero no te preocupes. Esos síntomas no son peligrosos.