Embarazada en las semanas 13

Crianza compartida

El riesgo de aborto es prácticamente cosa del pasado.

También han vuelto las ganas de comer, así que igual es hora de daros el gustazo con vuestros «snacks» favoritos y permitiros una visita al restaurante. Aprovechad la compañía de la otra persona, hablando y aprovechando al máximo el tiempo que paséis juntos y sin interrupciones. Siempre es importante nutrir la relación y no olvidarse del/de la otro/a. Porque cuando llegue el/la bebé, lo más natural será que toda vuestra atención esté puesta en esa cosita pequeñita en vez de en el otro miembro de la pareja, al menos al principio.