Embarazada en las semanas 13

Desarrollo de la madre

El riesgo de aborto espontáneo se ha reducido.

La barriguita está más redondeada y ya puedes empezar a decirle adiós a la cintura. La placenta es ahora la fuente primaria de sustento de tu bebé, así que es hora de ir con cuidado al tomar cualquier tipo de medicación. Consulta siempre con tu matrona o doctor/a antes de tomar ningún medicamento para asegurarte de que no es peligroso para tu hijo/a. Para no tener que depender de medicamentos, siempre puedes confiar en el descanso, la relajación y el calor para lidiar con las molestias y el dolor, mientras que la fastidiosa congestión nasal se puede aliviar con una solución salina.