Embarazada en las semanas 4

Desarrollo de la madre

El único indicio claro de que podrías estar embarazada es la regla, que brilla por su ausencia.

No notas síntomas de embarazo aparte de un poco de dolor menstrual o en los pechos: por lo demás, todo está como siempre. Los síntomas que notas podrían ser solo una señal de que estás en «esos días», pero pronto te darás cuenta de que hay algo que ha cambiado en cuanto no te baje la regla...

Cuando estás embarazada, el cuerpo empieza a producir GCH, una de las hormonas del embarazo. La sangre y la orina pueden servir para analizar cambios hormonales. La forma más cómoda y sencilla de buscar GCH en la orina es con tiras reactivas especialmente diseñadas para detectar embarazos, los llamados «test de embarazo», que puedes comprar en la farmacia o pedir por internet. También puedes hacerte un test de embarazo en un centro de planificación familiar o de atención a la mujer. Si el test da positivo, va a desencadenar un torrente de emociones. Sorpresa, expectación, preocupación, miedo, nostalgia, esperanza, felicidad... ¡Enhorabuena!

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés para esta semana del embarazo.