Embarazada en las semanas 5

Desarrollo de la madre

Es muy frecuente (y muy normal) sentir emociones contradictorias al darte cuenta de que estás embarazada. ¡Es importante que recuerdes que todos los sentimientos son lícitos!

Te enfrentas a una transformación tremenda física, mental y emocionalmente. Puede que los niveles hormonales ya hayan empezado a afectarte dando lugar a cambios de humor, cansancio y pechos sensibles (o no). Hay mujeres que no tienen ninguno de los síntomas anteriores; las hay que lo pasan realmente mal mientras que otras pasan por todo el embarazo sin tener síntomas de ningún tipo. Independientemente de cómo reaccione tu cuerpo, es hora de que empieces a cuidarte.

Se recomienda que dejes de fumar tan pronto como te des cuenta de que estás embarazada. Evita totalmente el snus o tabaco de mascar. A cuanto menos tabaco esté expuesto el feto, mejor. Y lo mismo vale para el alcohol. Nadie sabe exactamente cuánto alcohol puede causar daños permanentes en el feto, por lo que lo mejor es abstenerse completamente de él una vez se ha confirmado el embarazo.

Además de la recomendación de abstenerse del tabaco y del alcohol, también es importante comer correctamente. Pregunta en tu centro de salud, ginecología y obstetricia dónde puedes conseguir información sobre recomendaciones nutricionales para embarazadas.