Parto prematuro: cuando el bebé nace demasiado pronto

Un parto prematuro puede ser una experiencia impactante. Es posible que hacerse con el rol de padres resulte algo complicado cuando, al principio, ha habido otras personas cuidando constantemente del bebé. Pero que no se te olvide: eres lo más importante para tu hijo.

Emma Fransson

3 de lectura

Escrito por Emma Fransson

psicólogo licenciado

Parto prematuro: cuando el bebé nace demasiado prontoFoto: Preggers

Cuando un bebé prematuro se encuentra estable, lo que se recomienda es que el niño siga el denominado "método canguro", esto es, estar piel con piel con los padres. Se ha demostrado que este método juega a favor de la supervivencia del bebé dado que es una muy buena manera de mantener la temperatura corporal, ayudar con la digestión cuando los órganos no se han acabado de desarrollar del todo y estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. Sentir los latidos del corazón del bebé y estar cerca de él también te aportará a ti, como padre, muchísima tranquilidad. Los padres de bebés prematuros suelen decir que convertirse en padres les transmitió una sensación "irreal", sobre todo si el parto se adelantó mucho y antes de que el bebé se encuentre lo suficientemente estable como para cogerlo en brazos. Tener un hijo en el hospital también implica complicaciones en la vida en general. Uno puede tener la sensación de que los hermanos mayores o las mascotas quedan desatendidos. Al mismo tiempo, no quedarse en el hospital también puede dar la sensación de estar "traicionando" al bebé que se queda allí. Si sois dos padres, es bueno que intentéis cogeros juntos las bajas por maternidad y paternidad o pedir la baja por enfermedad o las vacaciones; así podréis ayudaros y apoyaros mutuamente. Pedidles ayuda a la familia o a los amigos. ¡Hay que ser prácticos!

Dar a luz a un bebé prematuro entre las semanas 34 y 36 (esto es, un poco más cerca del momento en que el embarazo debería llegar a término) implica sus propios desafíos. Aunque no hagan falta cuidados neonatales, es posible que te cueste un poco sentirte preparado y "suficiente" como padre. Una parte de los bebés prematuros que nacen en la última fase del embarazo necesitan comer tres veces al día, pero es posible que no pasen demasiado tiempo despiertos. Por eso, puede resultar más complicado "leer" sus necesidades y conocerlos. Si tienes alguna duda o hay algo que te preocupa, busca asesoramiento profesional.

Cuando se mira hacia atrás, puede ser difícil recortar todo lo que sucedió si pasasteis mucho tiempo en el hospital. Una buena opción es llevar un diario y documentar los primeros momentos que pasasteis juntos: puede ser bonito volver a rememorar esos momentos y leer y procesar lo que sucedió. Tener un bebé prematuro también puede hacer que sea difícil reconocer y tomar referencias en la mayoría de descripciones de la primera infancia. Ponte en contacto con una asociación de padres de bebés prematuros o pide consejos y asesoramiento al personal sanitario.

Emma Fransson

Escrito por Emma Fransson

psicólogo licenciado

Teléfono

Cientos de artículos relacionados, «podcasts» y mucho más te está esperando en la «app» de Preggers.

Descárgate Preggers hoy mismo.

10.000 reseñas
  • Consíguelo
  • Consíguelo
  • Consíguelo

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.