Embarazada en las semanas 11

Desarrollo de la madre

Si has estado teniendo problemas con las náuseas, estos deberían empezar a desaparecer.

Además, el cuerpo te pedirá más líquidos, ya que el aumento del torrente sanguíneo puede hacer que sientas las manos y los pies más calientes de lo normal. También es frecuente el aumento de peso. Sin embargo, si has estado vomitando mucho durante el primer trimestre es posible que hayas perdido peso. Las dos cosas son frecuentes y normalmente no hay de qué preocuparse. Tu cuerpo ha estado almacenando todos los nutrientes mucho antes del embarazo, así que tanto tú como el/la bebé tenéis reservas de sobra.