Embarazada en las semanas 32

Desarrollo de la madre

La barriga continúa creciendo y pronto habrá alcanzado su punto más alto, unos doce centímetros por encima del ombligo.

Eso empuja tus órganos hacia los lados y quita espacio a los pulmones. Es posible que te cueste respirar profundamente y tengas más ardores. Muchas mujeres vuelven a tener episodios de náuseas a causa de la compresión de los intestinos. Ya puedes echarle la culpa al/a la bebé, que va creciendo. Puedes mantener a raya los síntomas si comes cantidades pequeñas y compras algún antiácido en la farmacia. Aguanta un poco, porque el/la bebé no va a tardar en encajarse en la pelvis, lo que liberará espacio para los pulmones y demás órganos.