Embarazada en las semanas 39

Desarrollo de la madre

¡Se acerca el día del parto!

Seguramente te cuesta estar de pie y el cansancio se hace notar. El/la bebé también debe de sentir que la salida es inminente y ha empezado a almacenar toda la energía posible. 

Si estás a punto de convertirte en primeriza, es posible que no te pongas de parto hasta después de haber salido de cuentas. Hasta un 70 % de recién nacidos llegan después de la fecha prevista. Si ya has dado a luz con anterioridad, el cuerpo entiende enseguida que ha llegado la hora y te pondrás de parto antes o más o menos en el mismo momento que la última vez. Por otra parte, los partos pueden ir un poco más rápido que la primera vez. Pero, dicho esto, todos los embarazos y partos son diferentes. Concéntrate en descansar e intenta prepararte mentalmente para lo que está por venir.