Aborto espontáneo: normal y natural, pero devastador cuando sucede

Para la mayoría de las personas, recibir un anuncio de un positivo en embarazo es lo más feliz del mundo. Rápidamente te haces a la idea de que estás esperando un hijo y la vida te cambia de un día para otro de una forma casi mágica. Pero si más tarde sufres un aborto espontáneo, probablemente sentirás también una inmensa decepción. Puede resultar muy complicado afrontar las duras emociones que vas a sentir, pero un aborto espontáneo es algo que debes asumir con seriedad. Tú, vosotros, debéis daros permiso para llorar.

Jenny Jansson

4 de lectura

Revisado por Jenny Jansson

partera licenciada

Aborto espontáneo: normal y natural, pero devastador cuando sucedeFoto: Preggers

Todas las embarazadas se echan a temblar nada más de pensar en el aborto espontáneo, mientras la mayoría piensa que eso "no les va a pasar a ellas". Sin embargo, uno de cada cinco embarazos termina en aborto espontáneo: es un hecho de la naturaleza, si bien completamente grotesco. No obstante, una de cada cinco mujeres sufre sangrado temprano durante el embarazo sin que ello desemboque en un aborto espontáneo. Hasta el 20 %-40 % de las embarazadas sufren uno o más sangrados durante el primer trimestre, sin que ello suponga un signo de aborto espontáneo.

Abortos espontáneos en fase temprana

Se consideran abortos espontáneos en fase temprana aquellos que tienen lugar antes de la semana 13 (12+0). Después de la semana 13 (12+0), el riesgo disminuye significativamente. Un aborto espontáneo a menudo comienza con un sangrado que puede ser de mayor o menor intensidad. También es frecuente sentir dolor. Si el sangrado es escaso, se recomienda esperar. En caso de un sangrado más abundante, y si sientes dolor en el abdomen, debes acudir al médico o a la matrona.

Aborto espontáneo retenido o diferido

Un aborto espontáneo retenido o diferido es aquel en el que el embarazo se interrumpe por sí mismo. En esos casos, pueden transcurrir semanas antes de que la embarazada sufra síntomas o dolor. Lo habitual es que se detecte durante una ecografía. En los casos de aborto retenido se proporciona el mismo tratamiento que en el aborto temprano, según el aspecto que presente cuando el médico te examine mediante una ecografía vaginal.

Abortos espontáneos tardíos

Los abortos tardíos son aquellos que tienen lugar durante las semanas 13 a 22 del embarazo, aunque son mucho más infrecuentes. Las causas varían y pueden tener que ver con los antígenos del feto o de la madre. La naturaleza ha seguido su curso sin que haya sido posible evitarlo.

Cuando se sufre un aborto, especialmente un aborto espontáneo, lamentablemente es muy habitual que la madre se culpe por ello y piense: "¿qué hice mal?". No obstante, un aborto espontáneo nunca es culpa de la embarazada, sino que tiene explicaciones naturales. Algo puede haber ido mal durante la división celular, por ejemplo. Además, este fenómeno puede ocurrir tan temprano que la mujer ni siquiera se dé cuenta de que está embarazada: es solo la menstruación que se ha retrasado unos días.

Qué sucede cuando has sufrido un aborto espontáneo temprano o retenido

LA detección de un aborto espontáneo se basa en lo que el médico ve en la ecografía, que es lo que determina la evolución de la situación. Lo más común es que el propio cuerpo se encargue de expulsar el aborto por sí solo. Si quedan restos en el útero, el médico suele aconsejar esperar una o dos semanas y luego decidir si prescribe un medicamento que ayude al cuerpo a expulsar lo que pueda quedar. También se puede hacer un raspado, pero es bastante infrecuente.

Después de un aborto espontáneo es importante abstenerse de nadar, utilizar tampones o practicar sexo. Igual que después de un parto, hay una herida en el lugar donde estaba adherida la placenta, lo que puede dar lugar a infecciones.

Volver a quedarse embarazada después de un aborto

No existen restricciones para volver a quedarse embarazada después de haber sufrido un aborto espontáneo. Sin embargo, esperar al menos un ciclo menstrual antes del siguiente embarazo puede ser una buena idea. Esto es lo mejor para la mayoría de las personas, tanto en el plano físico como emocional. Sin embargo, se trata de algo muy personal y depende únicamente de ti.

Emociones y pensamientos

Sufrir un aborto espontáneo puede ser una experiencia inmensamente dolorosa, y es completamente normal. Un aborto espontáneo es algo que debes permitirte tomar en serio y por lo que tienes todo el derecho a llorar. Si los sentimientos y pensamientos negativos no van desapareciendo con el tiempo, es posible que necesites ayuda para procesar el aborto espontáneo. Si te sientes atrapada en el proceso de duelo y no puedes seguir adelante, es aconsejable buscar ayuda profesional.

Jenny Jansson

Revisado por Jenny Jansson

partera licenciada

Teléfono

Cientos de artículos relacionados, «podcasts» y mucho más te está esperando en la «app» de Preggers.

Descárgate Preggers hoy mismo.

10.000 reseñas
  • Consíguelo
  • Consíguelo
  • Consíguelo

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.