Embarazada en las semanas 22

Desarrollo de la madre

En esta fase del embarazo, con suerte te encontrarás bastante bien.

 Las náuseas habrán remitido en su mayor parte. Ya se te nota la barriguita, pero no lo suficiente como para evitar que sigas con tu rutina diaria. Es posible que sudes un poco más de lo normal a causa del peso que has ganado y del aumento del volumen de sangre en el cuerpo. Si el/la bebé ha empezado a moverse ahí adentro, ya te puedes ir preparando para unas cuantas pataditas bien fuertes en las costillas y el pubis. Pero si sigues sin notar nada, como siempre no hay nada de lo que preocuparse. Notarás esas pataditas antes de lo que crees.