Embarazada en las semanas 7

Height: 0.7 cmWeight: 0.5 g

Desarrollo del bebé

¡Soy del tamaño de un arándano! Por fuera, todavía soy difícil de ver incluso con una ecografía, ya que estoy bien acurrucado/a en el interior de la pelvis de mamá.

Sin embargo, el embarazo sería mucho más visible a través de una ecografía vaginal. Con ella, debería ser posible determinar de cuánto está mamá y ver cómo late mi corazón.

Cada día que pasa, mi apariencia se vuelve más y más humana. La cola que se podía ver durante las etapas iniciales del embarazo casi ha desaparecido, mientras que el cuerpo y la cabeza se van proyectando lentamente hacia delante. Hay dos puntos negros en la cabeza en el lugar que ocuparán los ojos. A pesar de que todavía no se pueden ver, su color se decidió en el momento de la concepción. La forma incipiente de mi nariz y orejas ya se puede ver, al igual que sucede con mis brazos y piernas, que son mucho más visibles. Las pequeñas yemas de lo que serán los dedos de mis manos y de mis pies han brotado ya, y he empezado a bombear mi propia sangre.

Cuando hablo de mi altura (de embrión), me estoy refiriendo a la distancia que va de la cabeza a la cola. Y digo «cola» porque tengo las piernas dobladas hacia dentro y todavía no se ven, por lo que es difícil medir mi longitud con precisión.