Cómo hacer que el/la bebé se agarre al pecho correctamente

Es importante que el/la bebé consiga agarrarse bien al pecho, ya que eso reducirá el riesgo de pezones doloridos, tomas incómodas, obstrucciones y cantidad de leche insuficiente, así como de que el/la bebé gane peso demasiado lentamente.

Ingela Ågren

3 de lectura

Una reseña de Ingela Ågren

Cómo hacer que el/la bebé se agarre al pecho correctamente
Foto:Preggers

La toma será más efectiva si el/la bebé es capaz de rodear bien con la boca el pezón y la areola a la vez. Puede que haga falta algo de tiempo para que el/la bebé se agarre correctamente y la madre encuentre una buena postura para dar el pecho. Se pueden adoptar muchas posturas para dar el pecho a un/a bebé, de modo que asegúrate de encontrar una con la que te encuentres cómoda. Hay mujeres que prefieren tumbarse, mientras que hay otras que prefieren sentarse o recostarse. Lo más importante es que te puedas relajar y no crees tensión en el cuerpo. Si estás sentada, prueba a poner unas almohadas debajo del/de la bebé o de tus brazos para evitar sobrecargas en los músculos.

Cosas a tener en cuenta de la posición de lactancia:

  • Mantén al/a la bebé cerca de ti, con su barriguita contra la tuya. El/la bebé no debería tener que girar la cabeza para agarrarse al pecho.
  • Aguanta el cuello, hombros y parte posterior de la espalda del/de la bebé con una mano.
  • Acerca al/a la bebé al pecho, no al revés, ya que lo primero hace que tires del pezón innecesariamente. 
  • El pezón debería quedar colocado justo debajo del labio superior del/de la bebé.

Una vez que el/la bebé está bien colocado/a, está listo/a para comer y tiene la boca bien abierta, es el momento de acercarlo al pecho. El pezón y la areola deberían quedar dentro de la boca del/de la bebé. Asegúrate de que:

  • La barbilla del/de la bebé está tocando el pecho y no tiene la nariz tapada para que pueda respirar.
  • El/la bebé tiene los labios hacia afuera.
  • Las mejillas están redondas y no retraídas: esto último podría ser una señal de que el/la bebé no se ha agarrado correctamente. 

Es normal que a las madres primerizas les duela un poco o experimenten sensibilidad en el pecho al amamantar, especialmente al principio de todo. Ambas cosas desaparecerán. Si eso no sucede, podría ser una señal de que el/la bebé no se agarra correctamente. Si te duele o necesitas interrumpir la toma por cualquier otro motivo, introduce un dedo con mucho cuidado por la esquina de la boca del/de la bebé. Así entrará el aire, el/la bebé se soltará del pecho y podrás volver a empezar. No dejes que el/la bebé siga mamando si crees que no se ha agarrado correctamente.

Examina el pezón antes y después de cada toma. El pezón debería tener un aspecto redondeado y apuntar a la cara del/de la bebé después de la toma. Eso es señal de que el/la bebé se ha agarrado correctamente. Si el pezón está aplastado o apunta hacia un lado, quiere decir que el/la bebé se había agarrado de forma incorrecta o no estaba en una posición adecuada.

En tu centro de pediatría o centro de lactancia materna te pueden proporcionar ayuda y apoyo con los problemas relacionados con la lactancia. 

Ingela Ågren

Una reseña de Ingela Ågren