Dar el pecho por primera vez

Inmediatamente después de nacer, los bebés tienden a estar despiertos y alerta durante aproximadamente dos horas, que es cuando se les da el pecho por primera vez.

Ingela Ågren

2 de lectura

Una reseña de Ingela Ågren

Dar el pecho por primera vez
Foto:Preggers

Durante esas horas, los recién nacidos disfrutan de un contacto ininterrumpido, piel con piel, con la madre. Los bebés intentarán encontrar el pezón y comenzarán a hacer movimientos de succión. Pueden llevarse la mano a la boca y comenzar a chuparla, pueden hacer movimientos con la boca y la lengua y acercarse hacia el seno. Esto se llama «reflejo de enraizamiento». Muchos bebés que reposan sobre el pecho de sus madres encontrarán ellos solos el camino hacia el pezón si se les permite tomarse su tiempo. A veces, necesitan un poco de ayuda para acercarse al pezón, donde pueden recostarse un rato para sentirse cómodos hasta que se prenden.

La primera toma puede tardar un tiempo en empezar y es diferente para cada bebé. Debes ser paciente y, de hecho, algunos bebés pueden estar demasiado cansados y, por lo tanto, necesitar más tiempo. Una vez que el/la bebé se haya prendido, deja que mame todo el tiempo que quiera. Si el/la bebé no quiere o no puede mamar inmediatamente después del parto, debes mantener al/a la bebé piel con piel y esperar las señales de que está listo/a para mamar. Si, por alguna razón, la madre no puede tener al/a la bebé piel con piel, entonces la pareja o un ser querido puede sostener al/a la bebé contra su piel.

Permitir que un/a bebé repose piel con piel durante las primeras horas después de nacer permite que el/la bebé mantenga mejor el calor, llore menos, tenga niveles de azúcar en sangre más estables, etc. También hace que sea mucho más fácil para los padres darse cuenta de cualquier señal que indique que quiere mamar que si está acostado/a en una cuna. 

Ingela Ågren

Una reseña de Ingela Ågren

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.