Familiarízate con los movimientos fetales del/de la bebé

Observa cómo se mueve tu bebé en el vientre y quédate tranquila sabiendo que todo está como debería. El/la bebé debe estar activo/a hasta el parto.

Ingela Ågren

2 de lectura

Una reseña de Ingela Ågren

Partera licenciada

Familiarízate con los movimientos fetales del/de la bebé
Foto:Preggers

El/la bebé tiene que moverse durante todo el embarazo, por lo que es importante estar pendiente de los movimientos fetales. Tal vez hayas escuchado que el/la bebé descansa para ahorrar energía y, por lo tanto, se mueve menos durante las semanas justo antes del parto, pero esto no es para nada cierto. Hacia la recta final, cuando todo se vuelve más estrecho para el/la bebé dentro de tu barriguita, el patrón de movimiento puede cambiar: ya no patea y los movimientos son más lentos, pero debe continuar activo/a.

Que se mueva menos y de forma más débil en las semanas previas al parto podría deberse a que la placenta no funciona como debería, y tales sospechas deben tomarse en serio. Si la placenta no funciona, el/la bebé no obtiene la nutrición que necesita, se debilita y se mueve menos. Si no se mueve, tómatelo en serio, ya que significa que el/la bebé debe salir rápido, muchas veces con cesárea, para salvar la vida. Por poner un ejemplo, alrededor de 100.000 bebés nacen cada año en Suecia y 450 bebés mueren al final del embarazo. Probablemente, varios de ellos podrían haberse salvado si la mujer hubiera obtenido mejor información de antemano sobre cómo debe moverse el/la bebé en el abdomen, especialmente las semanas justo antes del parto. Habla sobre esto con la matrona y asegúrate de estar atenta a los movimientos. 

Concéntrate un poco todos los días en los movimientos fetales cuando el/la bebé esté despierto/a. Acuéstate de lado para sentir mejor los movimientos. Si el patrón cambia y los movimientos son más débiles, ponte en contacto con tu matrona o con la sala de maternidad. No esperes hasta el día siguiente, ni muchos menos hasta tu próxima revisión, si es que estás preocupada. Si sospechas que algo no está bien, puedes solicitar que te hagan una revisión rápida. Confía en tu instinto con respecto al bienestar del/de la bebé.

Ingela Ågren

Una reseña de Ingela Ågren

Partera licenciada