Embarazada en las semanas 26

Desarrollo de la madre

El tejido graso se te está empezando a acumular alrededor de las caderas y te están creciendo los pechos.

El aumento del tejido adiposo a veces puede hacer que te salgan estrías, que es posible que no desaparezcan por completo después del parto, pero se irán difuminando con el tiempo. 

Se te hinchan las manos y los pies con facilidad y puedes tener retención de líquidos en las piernas. Las molestias a causa de lo anterior se solucionan comprando y llevando calcetines de compresión. El dolor de pantorrillas es también frecuente y puede afectar al sueño nocturno. Si te dan calambres, inclina los pies hacia arriba todo lo que puedas o estira los músculos de las pantorrillas como cuando haces ejercicio: eso debería calmar las molestias. Si los calambres son muy fuertes, prueba a tomar vitaminas de magnesio adicionales, pero consulta primero con la matrona.