¿Es hora de comprar un carrito de bebé? ¡A continuación compartimos algunos errores que vas a querer evitar!

Probablemente ya le hayas echado un vistazo a lo que hay disponible, solo para sentirte completamente perdida, al darte cuenta de que es cierto todo lo que dicen los demás: hay una jungla ahí afuera. Respira profundamente, siéntate y relájate, y lee nuestra guía sobre los errores que querrás evitar al comprar un carrito de bebé.

3 de lectura

¿Es hora de comprar un carrito de bebé? ¡A continuación compartimos algunos errores que vas a querer evitar!
Foto:reirei.se

Asegúrate de que el carrito que elijas sea seguro, testado y aprobado según la norma europea EN 1888. La norma describe varios controles y ciertos requisitos mínimos que el fabricante debe cumplir para que el carrito se considere seguro.

No te obsesiones con el capazo. Solo se usa durante un tiempo muy breve al principio. La mayoría de los padres lo cambian por la silla de paseo después de tres a seis meses. Concéntrate más en la silla, ya que se puede usar hasta dos o tres años. Asegúrate de que sea cómodo, espacioso y reversible. Y no olvides la visera: debe proteger del sol, del viento y de la nieve.

La cesta del carrito: ¡cuanto más grande, mejor! No existe un carrito con una cesta demasiado grande. Comprueba cuán accesible es la cesta con la cuna en su sitio. No querrás desarmar el carrito cada vez que necesites algo de la cesta.

Con todo lo dicho, ahora toca tomar en consideración el coche. ¿El carrito cabe fácilmente en el maletero o las ruedas sobresalen? Puede que desmontar las ruedas no parezca un gran problema, pero eso no es lo único que hay que tener en cuenta. También debe haber espacio para todas las demás necesidades con el carrito guardado en el maletero. Si viajas en coche con frecuencia, puede ser una buena idea que compres un asiento infantil para coche que pueda engancharse al chasis del carrito con un simple clic, con o sin adaptador. De esa manera, no necesitas despertar a tu bebé al entrar o salir del coche. Lee más sobre sillas infantiles para coche y bases de asientos infantiles/sistemas de viaje aquí.

Si sois dos los que vais a empujar el carrito de forma regular, entonces ambos deberíais hacer una «prueba de manejo». Puedes pasar más tiempo del que piensas empujando el carrito, y es importante que ambos os sintáis cómodos independientemente de la duración de los paseos. Asegúrate de que el manillar esté a la altura correcta, incluso cuando caminas rápido. No querrás ir dándole golpes a la cesta al caminar.

La comodidad de empuje se determina en gran medida en función de las ruedas: ¿ruedas de aire, con relleno de espuma o de plástico?; ¿ruedas giratorias o fijas?; ¿tres o cuatro ruedas? Aquí es cuando entran en juego las preferencias personales. Intenta tener una idea de lo que necesitas. Un carrito fácil de maniobrar puede ser mejor si vives en un entorno urbano, donde necesitas hacer giros cerrados. Si vives en el campo y caminas mucho por terrenos irregulares, una buena suspensión a menudo hace que los paseos sean más cómodos.

¡No olvides medir el ascensor de tu edificio! ¡Darte cuenta de que el ascensor es 3 centímetros demasiado estrecho es un verdadero fastidio! Cuando finalmente hayas decidido qué carrito comprar, no olvides verificar el tiempo de entrega. No querrás estar sin carrito cuando el/la bebé haya llegado. Eso no hará más que generar estrés y limitará tus posibilidades de pasar tiempo al aire libre.

Preggers

Una reseña de Preggers

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.