¿Son contracciones, exacerbaciones o dolores de parto?

Durante el embarazo, el útero se prepara para el parto a través de movimientos de endurecimiento del abdomen, mejor conocidos como contracciones. ¿Pero cuál es la diferencia entre contracciones, exacerbaciones y dolores de parto?

Jenny Jansson

2 de lectura

Revisado por Jenny Jansson

partera licenciada

¿Son contracciones, exacerbaciones o dolores de parto?Foto: Preggers

El útero es un músculo que crece gradualmente durante el transcurso del embarazo, pasando del tamaño de una pera hasta albergar a un bebé completamente desarrollado. Desde el principio del embarazo, el útero se entrena para el parto mediante contracciones.

Contracciones

Las contracciones comienzan en diferentes partes del útero, son irregulares y no dañan al tejido uterino. Durante una contracción, el vientre se endurece y se ensancha, lo que puede resultar incómodo, pero que por lo general no duele. Las contracciones desaparecen cuando descansas o te relajas, pero algunas mujeres embarazadas pueden sentir contracciones incluso en reposo.

La experiencia de las contracciones varía de persona a persona y éstas suelen sentirse en la segunda mitad del embarazo.

Exacerbaciones

Al aproximarse el parto, tu cuerpo se preparará para las exacerbaciones. A diferencia de las contracciones, las exacerbaciones son más dolorosas; ahora te encuentras en la fase denominada como latencia.

El dolor comienza en la parte superior del útero y se extiende hacia abajo; son más fuertes e intensas y suelen durar más que las contracciones. A menudo, las exacerbaciones se sienten como una presión descendente, con un dolor que puede extenderse a la parte baja de la espalda, similar a un intenso cólico menstrual. Sin embargo, la experiencia varía de persona a persona.

Dolores de parto

A veces puede ser difícil distinguir entre las exacerbaciones y los dolores de parto, sobre todo si se trata de una madre primeriza. Hay mujeres que nunca presentan exacerbaciones, sino directamente dolores de parto. Estos son más intentos, en general, duelen más y la respiración puede entrecortarse.

Cuando tengas unas tres contracciones en diez minutos (dos contracciones si has parido antes) es hora de comenzar con el trabajo de parto. Recuerda que alrededor del diez por ciento de los partos inician con la ruptura del saco amniótico, así que no esperes demasiado en casa.

Jenny Jansson

Revisado por Jenny Jansson

partera licenciada

Teléfono

Cientos de artículos relacionados, «podcasts» y mucho más te está esperando en la «app» de Preggers.

Descárgate Preggers hoy mismo.

10.000 reseñas
  • Consíguelo
  • Consíguelo
  • Consíguelo

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.