¡Aquí tienes nueve razones por las que vuestra relación está en crisis!

3 de lectura

¡Aquí tienes nueve razones por las que vuestra relación está en crisis!
Foto:Preggers

La madre:

Las hormonas 

La hormona del embarazo llamada «progesterona» es a menudo la culpable del infame mal humor de las embarazadas, que puede añadir tensión extra a la relación. Es algo muy parecido al síndrome premenstrual, provocado por la misma hormona. Al mismo tiempo, la progesterona ayuda al útero a recibir el óvulo fecundado y le permite crecer, así que, al final, va a resultar que sirve para algo... 

Los celos

Algunas mujeres se ponen paranoicas y celosas durante el embarazo y tienen pesadillas en las que sus parejas las abandonan. Esto se podría interpretar como la forma que tiene la naturaleza de asegurarse de que la mujer baja el ritmo y se preocupa de que todo es seguro y adecuado para cuando llegue el/la bebé. 

Los dolores

Una persona que no se encuentra bien o está muy cansada se convierte en alguien muy centrado en sí mismo/a y en sus propias necesidades. Es difícil para la relación, pero aceptando la propia susceptibilidad aumentan las posibilidades de que el cuerpo consiga lo que necesita. 

La pareja

Las preguntas

Si el embarazo no fue planificado, la pareja se puede sentir engañada y preguntarse si quiere o no quiere el/la bebé. La única solución es hablar sobre tus sentimientos, puede que con la ayuda de un terapeuta familiar. 

La soledad

Incluso una mujer embarazada puede sentirse sola; por ejemplo, cuando necesita decir que no a la presión que hay en su vida. Sin embargo, a menudo ella y su barriguita son el centro de atención. Esto puede hacer que las parejas se pongan muy celosas y que se sientan culpables por ello, lo que a su vez puede llevar a cambios de humor similares a los de la embarazada. 

El parto

No solo las mujeres le tienen miedo al parto. Sin embargo, para las parejas los sentimientos de inseguridad son un tabú mucho más grande. Varias encuestas han puesto en evidencia que también las parejas pueden sufrir depresión posparto. 

Ambos:

La vida sexual

La vida sexual puede atravesar una crisis por razones tanto físicas como mentales. Ampliar el repertorio a algo más que el mero encuentro sexual y seguir hablando de los deseos mutuos son dos maneras de mantener la cercanía. 

Las relaciones familiares

Un nuevo hijo/a saca a la luz cuestiones existenciales, tales como tu propia infancia, tu educación y la forma como ves a tus padres. Te da miedo cometer los mismos errores que las generaciones pasadas. La forma de demostrar afecto de los nuevos abuelos también puede ser causa de discusiones en la pareja. 

La transición

El contraste entre el «antes» y el «durante» a lo largo del embarazo difiere de pareja a pareja. Si el amor se ha basado en gran medida en ir de restaurantes, salidas por ahí o viajes de aventuras, seguramente la transición será más acusada. El nuevo estilo de vida puede parecer frugal, pero echar el freno un poco puede ser una buena forma de descubrir nuevas facetas el uno del otro.

Preggers

Una reseña de Preggers

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.