¡No te olvides de la higiene dental!

Los cambios hormonales y el picoteo constante afectan a tu salud dental durante el embarazo. ¡Pide cita con el dentista!

2 de lectura

¡No te olvides de la higiene dental!
Foto:Preggers

¿Tienes problemas dentales? Las enfermedades en dientes y encías no son infrecuentes entre las mujeres embarazadas, y esto se debe a diversas razones. Los cambios hormonales pueden afectar a la respuesta de tu cuerpo al sarro y provocar inflamación, sequedad de boca y un aumento del riesgo de caries. Muchas mujeres embarazadas desarrollan enfermedades de las encías que hacen que estas se hinchen, duelan y sangren. Esto se denomina «gingivitis del embarazo» y es similar a la inflamación normal de las encías. Si tienes las encías inflamadas, corres el riesgo de ir con demasiado cuidado al lavarte los dientes, lo cual solo hace que agudizar el problema. La mejor manera de habérselas con un sistema inmunitario alterado es ser extra meticulosos con la higiene dental para prevenir el riesgo de infección gingival. 

Sin embargo, no le puedes echar toda la culpa a las hormonas. Los problemas asociados a una higiene oral deficiente también pueden deberse a comer y beber más a menudo, que es lo que, supuestamente, tienes que hacer cuando estás embarazada. Picotear constantemente hace que sea superimportante que te cepilles los dientes con frecuencia, y también los enjuagues bucales. ¡Evita el azúcar!

Las náuseas y los vómitos también pueden afectar a tus dientes. Si no te encuentras bien, lavarte los dientes puede provocarte náuseas, por lo que es probable que no te cepilles los dientes con tanta frecuencia. Esto perjudica la higiene bucal, lo que a su vez aumenta el riesgo de caries, inflamación de las encías y pérdida dentaria. No te cepilles los dientes justo después de haber vomitado. Los ácidos gástricos pueden reblandecer el esmalte dental y es mejor que te aclares la boca con agua y esperes un rato antes de lavarte los dientes. 

Asegúrate de ir al dentista cuanto antes cuando te quedes embarazada. Es aconsejable examinar y tratar los problemas de dientes y encías de cualquier índole. No obstante, acuérdate de comentarle a tu dentista que estás embarazada.

Fuente: Servicio Dental Público sueco.

Preggers

Una reseña de Preggers