Embarazada en las semanas 30

Desarrollo de la madre

Cada vez es más difícil estar cómoda con la barriga que crece y crece.

Te despiertas con frecuencia por las noches y tienes ganas de hacer pis constantemente. Hay quienes creen que, además de normal, es un proceso importante en la preparación para la vida con un/a bebé. Los niños pequeños tienden a despertarse por las noches con muchas ganas de comer, así que igual es la forma que tiene el cuerpo de acostumbrarse a tener que despertarse por la noche y adaptarse a la nueva vida que empieza con la llegada de un/a niño/a. 

Hacia el final del tercer trimestre pueden reaparecer los síntomas del principio del embarazo. Hay mujeres que sienten náuseas y están muy cansadas. Otras se enfrentan a problemas nuevos, como la disfunción de la sínfisis púbica, que puede reaparecer hacia el final del ciclo del embarazo en algunas madres gestantes. Tómate las cosas con calma e intenta relajarte cuando se pongan cuesta arriba. ¡Escucha a tu cuerpo y descansa mucho!