Extracción manual de la leche materna

Hay muchos beneficios de extraer la leche materna a mano.

Ingela Ågren

2 de lectura

Una reseña de Ingela Ågren

Extracción manual de la leche materna
Foto:Preggers

Algunos beneficios son:

● Vas a estar lejos del/de la bebé durante un tiempo y quieres que siga tomando leche materna.

● Estimular los senos aumentará la producción de leche materna.

● Te duele amamantar y tienes los pezones doloridos.

● Los senos están demasiado pesados e hinchados al comienzo de la toma, lo que dificulta que tu bebé se agarre bien al pecho.

● Deseas que otra persona pueda dar de comer a tu bebé.

● Sientes los senos demasiado llenos y deseas liberar presión.

Algunas mujeres prefieren extraerse la lecha a mano, mientras que otras prefieren la extracción con un extractor de leche. Hay sacaleches manuales y eléctricos. La extracción manual es gratis y siempre está disponible, lo cual es una ventaja. Los sacaleches se pueden comprar en farmacias, en tiendas para bebés e incluso en tiendas de segunda mano. Muchas salas de maternidad alquilan sacaleches eléctricos.

En comparación, el reflejo de eyección de la leche puede demorar más cuando se extrae a mano o se usa un sacaleches que si amamantas a tu bebé. Algunas mujeres tienen problemas para que la leche salga al usar extractores de leche, pero no porque no tengan leche materna. Para que sea más fácil la extracción manual, puede ser útil crear un entorno tranquilo, haber comido y bebido algo de antemano, sentarse cómodamente y calentar los senos. Muchas mujeres experimentan extrayendo leche a mano en la ducha las primeras veces.

Cómo extraer manualmente leche materna:

  1. Lávate bien las manos antes de empezar.
  2. Ten un recipiente limpio listo para recoger la leche materna. Puedes obtener más información sobre cómo almacenar la leche materna aquí.
  3. Estimula el reflejo de eyección acariciando cuidadosamente el seno y tocando el pezón.
  4. Coloca el pulgar y el índice alrededor del seno, aproximadamente en el borde de la areola.
  5. Presiona con cuidado el seno con los dedos; a continuación, aprieta suavemente con las puntas de los dedos hacia la areola.
  6. Aprieta y suelta repetidas veces y mueva los dedos a diferentes partes alrededor de la areola. Asegúrate de apretar todos los conductos para vaciar todo el seno.
  7. Ten en cuenta que pueden pasar varios minutos antes de que tenga lugar el reflejo de eyección para facilitar la extracción de la leche. No aprietes demasiado los senos. Extraer leche materna a mano no debería ser doloroso.
Ingela Ågren

Una reseña de Ingela Ågren

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.