Es hora de preparar la bolsa para tu estancia en la sala de maternidad

La bolsa para la sala de partos tiene un gran valor simbólico. ¿Pero qué debes llevarte? ¡Tú como pareja puedes ayudar!

3 de lectura

Es hora de preparar la bolsa para tu estancia en la sala de maternidad
Foto:Preggers

Cuando es hora de ir a la sala de maternidad, es bueno que la bolsa esté lista y cerca de la puerta. Pero el contenido no importa tanto, el valor simbólico es mayor que las necesidades reales. La bolsa puede ser una buena manera de prepararse mental y emocionalmente, también para ti como pareja. Decidir qué llevar podría ser un pequeño ritual donde hablar y visualizar el nacimiento.

Recuerda que tú como pareja juegas un papel importante. Atrévete a pensar por ti mismo/a y a ocuparte de tus propias necesidades; también debes guardar en la bolsa cosas que te convengan a ti. Sería bueno que llevaras cosas que os hagan sentir cómodos y felices tanto a ti como a la madre.

Durante la primera etapa (etapa de dilatación), la madre a menudo quiere moverse y caminar. Es una buena idea llevar un cómodo albornoz y zapatos de estar por casa. Seguro que también querrá ponerse algo cómodo tras el parto: unos pantalones holgados y cómodos son una buena idea. Lleva también ropa de maternidad cómoda, holgada y cálida para cuando salga del hospital. En cuanto a la ropa de bebé, no necesitará mucho en el hospital, pero llévate un mono o dos y un par de pantalones. Y no olvides un gorro y ropa de abrigo para cuando os vayáis a casa.

Acuérdate de meter en la bolsa bebida y prácticos «snacks» para ambos, como por ejemplo barritas energéticas, que son fáciles de comer o de dar a la madre cuando necesita reponer fuerzas. Galletas, nueces y fruta deshidratada también son buenas para llevar. Prepara algunas listas de reproducción: es bueno escuchar música durante el parto, aunque probablemente lleves la música en el móvil y no en la bolsa... Algunos prefieren llevarse libros, revistas, una tableta con películas para pasar el tiempo si el proceso se prolonga.

También es bueno que lleves tu carné de identidad. Si has escrito un plan de parto, guárdalo también para que puedas repasarlo con la matrona si aún no lo ha recibido.

Una bolsa de calor para calentar en el microondas durante el parto es una buena solución para aliviar el dolor. Compra una y métela en la bolsa. Otras excelentes sugerencias para meter en la bolsa de parto son:

● Coleteros para el pelo

● Champú y acondicionador

● Cepillo para el cabello

● Cepillo de dientes y pasta de dientes

● Desodorante

● Ropa interior

● Sujetador de lactancia

También compra, y acuérdate de meter en la bolsa, almohadillas de lactancia. Cuando sus senos comiencen a gotear, su sostén se empapará rápidamente. Las almohadillas mamarias, o almohadillas de lactancia, absorben la leche y son suaves para los pezones doloridos.

Es inteligente hacer la bolsa con bastante antelación. Una cosa menos en la que pensar cuando se acerque el momento, y nunca se sabe realmente cuándo será... ¡pero podría reducir el estrés si tienes que apurarte!

Preggers

Una reseña de Preggers

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.