¿Cómo quedarse embarazada?

Mirar el calendario, llevar un control de la ovulación, prepararse, elegir el momento adecuado... ¿Cómo es posible quedarse embarazada? ¿Es toda una ciencia o solo se necesita un poco de sexo? Aquí te explicamos algunos conceptos sobre la fecundación y sobre cómo quedar embarazada.

Jenny Jansson

4 de lectura

Revisado por Jenny Jansson

partera licenciada

¿Cómo quedarse embarazada?Foto: Preggers

La mayoría de las mujeres tardan aproximadamente un año en quedarse embarazadas. Si quieres quedarte embarazada, el primer consejo es intentar tener relaciones sexuales de forma regular, con coito vaginal, un par de veces a la semana. Tendrás menos estrés y menos presión si no te concentras en el calendario y si no piensas demasiado en que momento del ciclo menstrual te encuentras. Aproximadamente ocho de cada diez mujeres que tienen relaciones sexuales regulares logran quedarse embarazadas dentro de los doce meses. El mejor momento para la fecundación, si mantienes relaciones sexuales vaginales, es durante la ovulación. Sin embargo, puede ser difícil determinar exactamente cuándo tiene lugar la ovulación.

Cuando un óvulo ha madurado, se desprende del ovario y es atrapado por las trompas de Falopio. Esto ocurre una vez al mes, aproximadamente dos semanas antes de la menstruación. El óvulo en la trompa de Falopio puede ser fecundado por un espermatozoide. Una vez que un óvulo sale del ovario debe ser fecundado por un espermatozoide dentro de las 24 horas. Los espermatozoides pueden sobrevivir en la trompa de Falopio alrededor de cinco días para esperar un óvulo.

Fecundación

Cuando un óvulo y un espermatozoide se unen, empieza a formarse un embrión, esto es lo que se denomina fecundación. Luego, el embrión empieza a desarrollarse en el útero materno formando un feto que luego se convertirá en un bebé al nacer.

Los espermatozoides se forman en los testículos. Cuando el hombre tiene un orgasmo, el esperma sale del pene, generalmente se le llama semen o eyaculación, es decir, una mezcla de esperma y otros fluidos procedentes de la vesícula seminal y de la próstata. Cuando el pene eyacula, los espermatozoides nadan en la vagina un par de milímetros por minuto a través del útero hasta llegar a las trompas de Falopio. En una eyaculación hay varios millones de espermatozoides, pero, al final, solo un espermatozoide puede penetrar en el óvulo para fecundarlo.

Una vez que el óvulo ha sido fecundado (cigoto), las células comienzan a dividirse de forma inmediata. Este conjunto de células (blastómeros) va creciendo cada vez más hasta convertirse en una pequeña bola de células (mórula). La bola celular continúa desplazándose a través de la trompa de Falopio y, aproximadamente una semana después de la fecundación, queda atrapada en las membranas mucosas del útero formando una esfera celular (blástula) que se implanta en las paredes del útero. Una vez producida la implantación, una parte de la esfera celular (blástula externa) penetra a través de la pared uterina para formar la placenta, que será la encargada de nutrir al feto dentro del útero. La otra parte de la esfera celular (blástula interna), dará lugar a lo que se denomina embrión. Son las células las que paulatinamente se convertirán en un bebé. Tanto el óvulo como el espermatozoide contienen una predisposición genética, si bien es la predisposición genética de los espermatozoides la que determina biológicamente el sexo que tendrá tu bebé.

Mellizos y gemelos

Si dos óvulos maduros se sueltan y son fecundados al mismo tiempo, podrían nacer mellizos (gemelos dicigóticos). En cambio, si un óvulo fecundado se divide y forma dos embriones, podrían nacer gemelos (gemelos monocigóticos). Muy inusualmente puede ocurrir que el óvulo se divida en tres embriones, en este caso podrían nacer trillizos.

Fecundación alternativa

Si hay problemas en la fecundación por la vía natural, es decir, a través del coito vaginal, se podría recurrir a la inseminación artificial. Esto significa que los espermatozoides se inyectan en el útero a través de una jeringa y un tubo de plástico.

La fecundación también se puede realizar mediante la reproducción asistida, denominada fecundación in vitro (FIV). En este caso, los óvulos maduros se extraen del ovario y son fecundados con espermatozoides, fuera del cuerpo de la mujer. A continuación, el o los óvulos fecundados se vuelven a introducir en el útero.

Jenny Jansson

Revisado por Jenny Jansson

partera licenciada

Teléfono

Cientos de artículos relacionados, «podcasts» y mucho más te está esperando en la «app» de Preggers.

Descárgate Preggers hoy mismo.

10.000 reseñas
  • Consíguelo
  • Consíguelo
  • Consíguelo

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.