La depresión posparto

La ansiedad y la depresión son normales después del parto. Aproximadamente una de cada diez mujeres sufre depresión después del embarazo y después de dar a luz.

Ingela Ågren

3 de lectura

Una reseña de Ingela Ågren

La depresión posparto
Foto:Sydney Sims on Unsplash

El coprogenitor/a o el padre/madre adoptivos también pueden sufrir depresión tras la llegada del/de la bebé. A diferencia de las alteraciones en el estado de ánimo normales que siente una mujer después de dar a luz, la depresión posparto es más persistente, y la tristeza se convierte en algo cotidiano durante al menos dos semanas. Normalmente, la depresión aparece durante los tres primeros meses posteriores al nacimiento del/de la bebé, pero puede presentarse en cualquier momento durante el primer año después de dar a luz.

Los síntomas de la depresión posparto incluyen, por ejemplo: tristeza, disminución del interés por actividades que normalmente disfrutabas, desesperanza, sentimiento de culpa, ansiedad, preocupación, problemas de sueño, falta de energía para cuidar del/de la bebé, pensamientos de autolesión o de hacerle daño al/a la bebé y sentimiento de inutilidad.

Las personas que hayan tenido depresión en el pasado corren más riesgo de sufrir depresión posparto. También se es más proclive a sufrir depresión después del parto si el embarazo o el parto han sido difíciles, si hay falta de apoyo por parte de la pareja o el entorno más cercano, si alimentar al/a la bebé es complicado, si el/la bebé no duerme bien o llora mucho, si el embarazo no fue deseado o si tienes dudas acerca de tu capacidad para cuidar del/de la niño/a.

Cuanto antes busques asistencia sanitaria, antes podrán ayudarte y antes te sentirás mejor. A menudo, un diagnóstico precoz es sinónimo de una recuperación más rápida. Puedes pedir ayuda en centros de atención sanitaria, clínicas de atención a la mujer, o centros de atención a la infancia. En algunos países, de seis a ocho semanas después del parto, las madres rellenan un formulario EDPS o «escala de Edimburgo para la depresión posparto» (del inglés «Edinburgh postnatal depression scale»). El formulario contiene preguntas acerca del propio bienestar y está orientado a detectar indicios de depresión en los nuevos padres. Después de completar la encuesta, las respuestas se pueden comentar con el personal sanitario. Es una buena oportunidad de exteriorizar cualquier sentimiento de tristeza o ansiedad que puedas estar experimentando. 

Normalmente, el tratamiento de la depresión implica terapia conversacional con, por ejemplo, enfermeros o psicólogos y, a veces, medicación. La mayoría de episodios de depresión posparto se superan en seis meses, pero puede ser necesario algo más de tiempo.

Ingela Ågren

Una reseña de Ingela Ågren