Embarazada en las semanas 17

Desarrollo de la madre

¿Te quedas sin aliento a menudo? Seguramente sea porque el corazón tiene que bombear cada vez más sangre.

También es muy frecuente tener ardores en esta etapa del embarazo. Puedes reducir las molestias evitando alimentos grasos y picantes, así como beber por la noche. También se recomienda que limites la ingesta de café y té a un par de tazas al día como máximo. Existen medicamentos que te pueden ayudar a calmar cualquier molestia, pero acuérdate de consultar siempre con tu matrona o doctor/a antes de tomarlos.

Las articulaciones pélvicas están empezando a ablandarse, un proceso natural para ensanchar la pelvis según el cuerpo se va preparando para el parto. Cuando esto sucede, la pelvis se vuelve más flexible e inestable, lo que puede ser la causa de un tipo de dolor denominado «disfunción de la sínfisis púbica» o DSP. Ilama a tu centro de salud para pedir cita con un fisioterapeuta. Hoy en día se sabe mucho acerca de la disfunción de la sínfisis púbica y hay ejercicios que ayudan a fortalecer los músculos alrededor de la pelvis. Dichos ejercicios atenúan el dolor y reducen el riesgo de complicaciones posteriores durante el embarazo.