Consejos para el cabello durante el embarazo y la lactancia

En el cuerpo de una mujer que está embarazada o amamantando están pasando muchas cosas. A continuación, encontrarás todo lo relacionado con tu pelo durante el embarazo y la lactancia.

3 de lectura

Consejos para el cabello durante el embarazo y la lactancia
Foto:Element5 Digital on Unsplash

A la mayoría de mujeres se les pone un pelo precioso y abundante durante el embarazo. Esto sucede porque las hormonas del embarazo detienen el ciclo normal de crecimiento y caída del cabello. Las hebras de cabello que normalmente se te caerían permanecen en la cabeza durante más tiempo y sientes que tienes el pelo más grueso y abundante. Durante la lactancia, irás perdiendo gradualmente las hebras de cabello que, de otro modo, hubieras perdido durante los nueve meses de embarazo. Normalmente, el pelo recupera su equilibrio entre los 6 y los 12 meses después del parto.

Para estimular la salud de tu pelo, puedes:

  • Lavarte el pelo con un champú y un acondicionador suaves solo cuando lo necesites.
  • Desenredarte el pelo con un peine de púas anchas y mantenerte alejada de los estilos que aprieten el cabello, como las coletas, las trenzas, etc.
  • Evitar el uso de secadores, planchas y tenacillas de pelo que podrían dañar tu cabello. Evitar también los tratamientos químicos para el cabello, como las permanentes, los baños de color y los tintes.
  • Comer alimentos sanos y nutritivos, y hacer ejercicio para estimular la circulación de la sangre.

La coloración del cabello durante el embarazo

Según el limitado material científico disponible en la actualidad, teñirse o hacerse mechas en el pelo durante el embarazo es inocuo. No obstante, las sustancias químicas se absorben a través del cuero cabelludo y no se puede afirmar con rotundidad que no afecten negativamente al embarazo o al feto. 

Para minimizar los riesgos, ten en cuenta lo siguiente:

  • Evita teñirte el pelo durante las primeras 12 semanas del embarazo, ya que los órganos del feto se forman durante estas delicadas semanas.
  • Si te tiñes el pelo tú misma, asegúrate de llevar guantes protectores y disponer de una buena ventilación a tu alrededor. Reduce el tiempo del tratamiento todo lo posible y después lávate cuidadosamente el cuero cabelludo.
  • Si te estás haciendo mechas, asegúrate de que solo cantidades mínimas de productos químicos entran en contacto con el cuero cabelludo.
  • Si vas a la peluquería a teñirte o a decolorarte el pelo, opta por una peluquería Certified Green Salon (peluquería ecológica), que se ha comprometido a cumplir con estrictos estándares que evitan los productos químicos que son tóxicos o dañinos para la salud de las personas y del medio ambiente. 
  • Si no puedes ir a uno de esos establecimientos, pídele a tu peluquero/a que te haga un tratamiento balayage en su lugar. Una buena coloración balayage dura varios meses.
  • Las hormonas del embarazo pueden hacer que el cabello reaccione al tinte de forma diferente: podrías acabar con un color diferente al que esperabas. Y las permanentes pueden rizar el pelo en vez de ondularlo.

Fuente: Swedish Health Care Guide (Guía de Atención Sanitaria sueca)

Preggers

Una reseña de Preggers

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.