Embarazada en las semanas 34

Desarrollo de la madre

Tu cuerpo se está preparando para el parto.

Es posible que sientas como el útero se tensa. Es su manera de hacer un poco de ejercicio antes del parto. Las contracciones también forman parte de las tareas de preparación del cuerpo. No son peligrosas y rara vez duelen.

Hay mujeres que empezarán ya a tener pequeñas pérdidas de leche materna. Si es tu caso, puedes comprar almohadillas de lactancia: tarde o temprano las vas a utilizar. Igual también es una buena idea que compres compresas, ya que puedes tener pequeñas pérdidas unas cuantas semanas después del parto. Es posible que las compresas normales no te vayan tan bien como antes, así que se recomienda que las compres grandes. Puedes comprarlas en la farmacia o en la clínica de maternidad. Asegúrate de tenerlas a mano para no tener que pensar en ellas más adelante.

¿Ya has escrito un plan de nacimiento en forma de carta? Si tu matrona no te ha hablado de ellos, acuérdate de recordárselo la próxima vez que os veáis. Un plan de nacimiento en forma de carta es importante, ya que te ayuda a reflexionar, escribir y recordar cosas que van a ser importantes para ti durante el parto. Incluso si las cosas no salieran según lo esperado, una carta de este tipo sigue proporcionándoos a ti y al personal sanitario una idea general de lo que quieres y necesitas antes, durante y después. Ten en cuenta y comenta de antemano con tu matrona si quieres anestesia o no. Si es tu primer hijo/a es probable que sea difícil saber lo que es bueno para ti, así que consigue tanta información como puedas. Hay muchas cosas a tener en cuenta antes del parto y cuanto más te prepares más tranquila te sentirás.

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés para esta semana del embarazo.