¿Qué puede hacer la matrona para prevenir los desgarros?

El desgarro perineal es frecuente durante el parto vaginal, particularmente entre las madres primerizas. Hay ciertas acciones preventivas que pueden reducir el riesgo de desgarros durante el parto. Las matronas centran muchos de sus esfuerzos en evitar que haya desgarros y asegurarse de que, de haber lesiones, son lo más leves posible.

Ingela Ågren

2 de lectura

Una reseña de Ingela Ågren

¿Qué puede hacer la matrona para prevenir los desgarros?
Foto:Preggers

¿Cómo trabaja la matrona para prevenir desgarros?

  • Paños calientes: hay indicios sólidos que muestran que aplicar paños calientes y húmedos contra el perineo durante la fase de alumbramiento reduce de verdad el riesgo de desgarros. Además, la persona que está dando a luz normalmente suele asociar el calor con cosas reconfortantes.
  • Parto lento: es importante empujar la cabeza del/de la bebé lentamente y con mucho cuidado y darle tiempo al tejido para que dilate. Según se va viendo la cabeza, es frecuente notar dolor agudo y ardiente. El dolor normalmente disminuye entre contracciones. Cuando sale la cabeza, a menudo es mejor no empujar y, en vez de eso, respirar solamente y dejar que el/la bebé se deslice hacia afuera. La matrona se va comunicando con la mujer y puede proporcionar indicaciones en esta etapa. Si el proceso va demasiado rápido, la matrona colocará una mano sobre la cabeza del bebé para ralentizarlo.
  • Apoyo perineal: la matrona coloca una mano contra el perineo para aguantar el tejido. La otra mano se mantiene sobre la cabeza del/de la bebé para controlar el ritmo. Las pruebas a favor del apoyo perineal no son concluyentes, pero siempre se recomienda proporcionar dicho apoyo durante el parto.
  • Elegir la posición para el parto: la posición elegida para dar a luz debería permitir que la matrona alcance y proporcione apoyo perineal, así como que tenga una vista despejada de la zona perineal. Las posturas «manos-rodillas» o «recostada de lado» pueden reducir la presión sobre el perineo y es posible que ralenticen también el proceso del parto. 
Ingela Ågren

Una reseña de Ingela Ågren