El bebé necesita grasa extra

Los niños pequeños necesitan más grasa en su alimentación que los adultos. La razón es que tienen unas necesidades energéticas relativamente altas, es decir, necesitan más energía por kilo de peso corporal que un adulto. Asimismo, es importante no darles demasiada grasa, ya que esto puede hacer que se sacien demasiado rápido.

Sara Ask

4 de lectura

Escrito por Sara Ask

Dietista licenciada

El bebé necesita grasa extraFoto: Freepik.com

Los bebés crecen como locos, por eso necesitan tanta energía. De hecho, necesitan tanta como un ciclista que corre el Tour de Francia (por kilo de peso corporal, claro). El bebé promedio crece 25 centímetros de longitud y triplica su peso en el primer año de vida. ¡Imagina lo que implicarían esos números en la báscula si te pasara a ti! Y cuánto necesitarías comer para conseguirlo…

La grasa es la sustancia más rica en energía de los alimentos. Y el aceite, que es 100% grasa, es la materia prima más rica en energía. Pero la grasa no sólo contiene energía, sino también otras cosas que son importantes para un niño en crecimiento. Especialmente los llamados "ácidos grasos esenciales", dos ácidos grasos que el bebé (e incluso el resto de nosotros) necesita obtener de los alimentos porque el cuerpo no es capaz de fabricarlos por sí mismo. Se llaman omega 3 y omega 6 y se encuentran, entre otros, en el aceite de canola común.

Alrededor de una cucharadita por ración suele ser la cantidad adecuada de grasa extra para bebés y niños de hasta 2 años, siempre que la comida que se les sirva no contenga ya grasa adicional. Una buena regla general es que el total diario no debe ser más de una cucharada extra de aceite. Porque con la grasa, como con tantas otras cosas, lo mejor es la moderación. ¿Quizás te has sentido sediento e incómodamente hinchado después de una comida muy rica en grasa? Lo que ocurre cuando se come mucha grasa es que se libera una hormona que ralentiza el movimiento de los intestinos. Todo para dar tiempo al cuerpo de absorber dicha grasa, un proceso que es bastante avanzado. Como no queremos que el bebé se quede dormido a mitad de la comida, es bueno encontrar un equilibrio: suficiente grasa para que la comida sea energética, pero no tanta como para que el bebé no se la pueda terminar. Puedes leer más sobre lo que es una ración normal aquí.

¡Cinco consejos sobre la grasa saludable tanto para ti como para el bebé!

  1. Utilizar el aceite de canola o la grasa hecha con aceite de canola en la cocina. El aceite de canola tiene un buen equilibrio entre grasas saturadas y no saturadas y contiene los dos ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6. El aceite de canola prensado en caliente tiene un sabor neutro y soporta bien las altas temperaturas. El aceite de canola prensado en frío tiene un sabor más intenso y es bueno en aderezos, por ejemplo.

  2. Alterna con aceite de oliva de vez en cuando, por ejemplo, cuando busques ese sabor especial del aceite de oliva. Aunque el aceite de oliva no contiene omega 3, sí aporta antioxidantes y es un aceitesaludable en general.

  3. No dudes en hacer pescado 2 o 3 veces a la semana, incluso para el bebé. Tanto el pescado graso como el magro son buenos. El pescado no sólo aporta grasas, sino también otros nutrientes importantes como yodo, selenio y vitamina D.

  4. Utiliza frutos secos y semillas con alegría, incluso para el bebé: contienen grasas buenas, proteínas, fibra y muchos otros nutrientes importantes. Lo importante es no darle los frutos secos y las semillas enteras, sino finamente picados o triturados para no correr el riesgo de que la garganta del niño se obstruya.

  5. El aguacate también contienen grasas saludables. Es el bocadillo perfecto para una boquita pequeña.

Sara Ask

Escrito por Sara Ask

Dietista licenciada

Teléfono

Cientos de artículos relacionados, «podcasts» y mucho más te está esperando en la «app» de Preggers.

Descárgate Preggers hoy mismo.

10.000 reseñas
  • Consíguelo
  • Consíguelo
  • Consíguelo

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.