Trucos, consejos y un poco de orientación para disfrutar del sexo durante el embarazo

En primer lugar, ¡tómatelo con calma! Hay mucha gente que tiende a llevar una vida caótica y ajetreada hasta el final de todo. Si te calmas tú y calmas tu cuerpo un poco, serás capaz de cuidar de ti y de tu sexualidad.

3 de lectura

Trucos, consejos y un poco de orientación para disfrutar del sexo durante el embarazo
Foto:Preggers

Esto es exactamente igual que todo lo demás: habla con tu pareja y dile lo que te hace sentir mejor y más cómoda ahora mismo. Es posible que el estrés y las tensiones afecten tanto a tu cuerpo como a tu libido y a tu vida sexual, así que no te sientas herida ni te enfades si la cosa no acaba de funcionar perfectamente. Intenta hacer que sea tan cómodo para ti como sea posible, aprende a amar tu cuerpo y a improvisar un poco. Encontrad una postura nueva, reconoceos mutuamente y buscad otras alternativas, como el sexo oral y los masajes íntimos. Y, de repente, darás en el clavo. 

¡Venga, a contraer esos músculos! Por un sexo mejor. 

Entrenamiento del suelo pélvico, ¿a que suena emocionante y «sexy»? De hecho, si practicas un poco cada día tendrás una vida sexual más satisfactoria. Y, si es por eso, vale la pena el esfuerzo, ¿no crees? 

Pero lo más importante es que no tengas prisa, no va a pasar de un día para otro. Sin embargo, después de practicar durante doce semanas notarás una diferencia abismal. Y el resultado será un aumento del placer y de su intensidad para ti y para tu pareja. Muchas mujeres tienen una vida sexual mucho más satisfactoria después de haber entrenado el suelo pélvico. 

La musculatura del suelo pélvico está implicada en el orgasmo, y sus fuertes músculos tienen más terminaciones nerviosas, lo que proporciona sensaciones más intensas al practicar sexo. Los ejercicios de Kegel aumentan la circulación de la sangre de toda la musculatura del suelo pélvico y de los músculos más pequeños que hacen funcionar el clítoris. A pesar de ser muy frecuente, la incontinencia se asocia con la vergüenza y a menudo es tabú. Tiene un efecto inhibidor y negativo en la vida sexual, a menudo porque la mujer se culpa y tiene miedo de hablar del tema. No obstante, cuanto antes empieces antes verás los resultados. En esta etapa, también podría suceder si has sufrido daño nervioso durante el parto, y ahí es donde radica el problema. 

Pero, ¿qué ganas con los ejercicios de Kegel?

  • Previenes problemas de incontinencia urinaria y de gases. 
  • Las sensaciones y el placer durante el sexo se intensifican. 
  • Previenes la posibilidad de prolapso cuando te hagas mayor o, cuanto menos, los problemas serán significativamente menores. 
  • Previenes los problemas de espalda durante el embarazo.
Preggers

Una reseña de Preggers