¿Estreñida?

Los problemas de vientre y de digestión son normales cuando estás embarazada. Pero, por suerte, existen trucos para aliviar la presión.

3 de lectura

¿Estreñida?
Foto:Preggers

No nos importa hablar de problemas para dormir, dolor de espalda o calambres en las pantorrillas. Sin embargo, cuando vamos estreñidas, de repente nos da un poco de vergüenza hablar del tema, a pesar de que es un problema muy habitual durante el embarazo. La razón que hay detrás del estreñimiento es una de las hormonas del embarazo, la progesterona, que ralentiza la digestión y hace que se relaje el tracto digestivo. Puede que lo notes bastante al principio, pero los problemas de este tipo son especialmente habituales hacia el final del embarazo. El útero y el/la bebé en crecimiento van presionando el tracto digestivo: esto reduce la velocidad de los movimientos intestinales, lo que a su vez afecta a la digestión y provoca estreñimiento. 

Hay diversas maneras de abordar este problema. Cuida la dieta y asegúrate de comer mucha fibra. La fibra mantiene activos los movimientos intestinales. Un buen consejo es que comas alimentos ricos en fibra, como fruta, verdura, tubérculos, pan de centeno, granola y salvado de trigo. Asegúrate de ingerir muchos líquidos. ¡bebe agua! El agua colabora con la fibra y ayuda a hacer la digestión ablandando las heces. En el baño, haz lo que sea necesario cuando sea necesario. No te aguantes las ganas porque tengas otras cosas que hacer y no tengas prisa cuando vayas a hacer caca. Si vas con prisas, te arriesgas a acabar estreñida. Date tiempo cuando vayas al baño, así podrás relajarte y tu vientre se adaptará al ritmo. Puedes incluso poner los pies encima de un reposapiés bajo o un montón de revistas a la hora de ir al baño. Puede sonar descabellado, pero la verdad es que igual ayuda. También puedes tomarte el tiempo necesario para leer una revista, así pensarás en otras cosas y te será más fácil relajarte. 

Si no haces mucho ejercicio durante el embarazo, salir a pasear regularmente es una buena idea. Recuerda que el ejercicio diario te puede ayudar a combatir el estreñimiento. Cuando te mueves, estimulas el intestino y eso te ayuda a hacer la digestión. Uno de los mejores ejercicios para las mujeres embarazadas es nadar, un tipo de ejercicio eficiente y suave para todo el cuerpo. 

¿Sigues teniendo problemas para ir al baño? Prueba con un clásico. Compra un tarro de comida para bebés con puré de ciruela; normalmente, la ciruela funciona como un eficiente "medicamento" natural contra el estreñimiento. Los laxantes son una opción, pero probablemente sean el último recurso. Los cambios en la dieta ayudan muchísimo. No obstante, si todavía tienes problemas importantes a pesar de haberlo hecho todo correctamente (ciruelas incluidas), habla con tu matrona. 

Preggers

Una reseña de Preggers

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.