Embarazada en las semanas 24

Desarrollo de la madre

Prepárate porque llega una nueva ola de síntomas del embarazo, unos menos agradables que otros.

Pies hinchados, molestos ardores de estómago después de comer, aparición de estrías, digestiones lentas y pesadas y pérdidas de orina al reír o toser porque el suelo pélvico está dilatado.

Puede ser muy desconcertante, pero la mayoría de los síntomas tienen remedio. Utiliza calcetines de compresión y pon las piernas en alto tan a menudo como puedas. Evita los alimentos picantes y las raciones grandes. Bebe mucha agua, come alimentos ricos en fibra y mantente activa. Hacer ejercicio de forma regular es saludable tanto para ti como para el niño/a: no tiene que ser intenso, basta con dar un paseo cada día. Haz ejercicios de Kegel a diario para mantener fuertes los músculos del suelo pélvico. Como beneficio adicional, los ejercicios para el suelo pélvico proporcionan una vida sexual más satisfactoria.