Déjate mimar: reserva un tratamiento de «spa»

Cuando estás embarazada, «cuidarte» adquiere un nuevo significado. Asegúrate de hacer una pausa, relajarte y disfrutar. ¿Qué tal si te permites un tratamiento de «spa»?

3 de lectura

Déjate mimar: reserva un tratamiento de «spa»
Foto:Preggers

En el pasado ha habido opiniones divididas sobre si los tratamientos de «spa» son adecuados o no para las mujeres embarazadas. Hoy en día, sin embargo, la mayoría de las instalaciones de «spa» cuentan con personal con formación especial para el embarazo para que tú también puedas disfrutar de maravillosos tratamientos de «spa». Puede ser realmente revitalizante concederte un pequeño lujo cuando estás cansada y agotada. Asegúrate de preguntar si el personal está capacitado y sabe qué tipo de masajes y tratamientos son adecuados para mujeres embarazadas.

Otras formas de relajarse

Hazte un tratamiento de belleza, una manicura o un nuevo corte de pelo. Haz algo que realmente te guste. Disfruta de una combinación de cuidado corporal y de belleza, entretenimiento, tiempo con amigos y experiencias al aire libre. Encuentra tus propias actividades para sentirte bien. Da un paseo por el bosque, lee un libro, asiste a una clase de gimnasia para embarazadas o una clase de yoga, ve al cine, disfruta de una pedicura o sal a pasar un fin de semana con una amiga.

Tratamientos que debes evitar

Los «jacuzzis» con corrientes a chorro potentes estimulan la circulación corporal y pueden provocar contracciones prematuras, así que déjalos para más adelante. También evita todo lo «detox». Todo lo que se llama «desintoxicación» tiene un efecto drenante que no es precisamente lo mejor para ti cuando aún te quedan unas cuantas semanas para dar a luz.

No te broncees en los «solariums», ya que pueden causar cambios permanentes en la pigmentación. Además, algunas investigaciones apuntan a una conexión entre la luz ultravioleta y la degradación del ácido fólico, que a su vez puede causar espina bífida en el embrión al comienzo del embarazo.

Algunos «spas» pueden ofrecer tratamientos intensos, como por ejemplo mascarillas calientes. Estos pueden estimular demasiado la circulación, y probablemente ya estés lo suficientemente caliente a causa del embarazo. Lo mismo ocurre con los baños de algas marinas que limpian y pueden aumentar la circulación drásticamente y causar transpiración severa.

Para tener en cuenta

Los masajes en ciertos puntos, y la acupuntura, pueden estimular las contracciones. Si eres propensa a las infecciones de orina, debes tener cuidado con los tratamientos de «spa» cálidos y salados.

Los tratamientos más delicados, como un tinte de pestañas y cejas o una mascarilla, pueden ser justo lo que necesitas. ¡Puede ser realmente maravilloso (e importante) sentirte mimada durante el embarazo!

Preggers

Una reseña de Preggers