Método BLW: cuando el bebé es el que manda

La forma más habitual de empezar a introducir alimentos en la dieta del bebé es empezar por darle purés suaves e ir aumentando poco a poco la cantidad. Sin embargo, existen otras formas, como el método de destete Baby Led Weaning, conocido por sus siglas BLW. Se trata de un método que consiste en permitir que el bebé se vaya aproximando a los alimentos sólidos ofreciéndole piezas o trozos fáciles de agarrar de, por ejemplo, alimentos cocidos u horneados. A continuación, te presentamos las cosas más importantes que tienes que saber si te animas a hacer la prueba.

Sara Ask

5 de lectura

Escrito por Sara Ask

Dietista licenciada

Método BLW: cuando el bebé es el que mandaFoto: freepik.com

¿Cuándo puedo empezar?

Una de las condiciones previas para empezar con el método BLW es que el bebé haya adquirido el desarrollo motriz suficiente para empezar a comer solo. Esto quiere decir que el bebé tiene que ser capaz de permanecer sentado en una trona o en tu regazo, mantener la cabeza erguida, agarrar la comida, llevársela a la boca, "masticarla" presionándola contra el paladar y luego tragar. Muchos están preparados a los 6 meses; esto es, más o menos en el momento de empezar a introducir trozos pequeños en la alimentación. Otros pueden necesitar un poquito más de tiempo.

¿Qué le puedo dar?

El tamaño de los alimentos debe ser aproximadamente como el de una patata frita grande, es decir, debe tener el tamaño suficiente para que el bebé pueda coger la comida con la mano y masticar lo que sobresale. Algunos ejemplos pueden ser:

  • Alimentos hervidos como brócoli, tubérculos, patatas o huevos. Un chorrito de aceite vegetal u otro tipo de grasa líquida sobre las verduras realza el sabor de las verduras y aporta ácidos grasos beneficiosos. Aquí puedes leer más acerca de las grasas.
  • Alimentos horneados como el salmón, el bacalao u otros tipos de pescado que se deshagan fácilmente en la boca.
  • Evita el tofu y la morcilla.
  • Frutas blandas y peladas como el plátano, la pera, el mango y el aguacate.
  • Las barritas caseras de papilla de cereales enriquecidos con hierro resultan fáciles de coger con la mano para el bebé. Aquí puedes leer más sobre el hierro.
  • Bocadillos especiales para bebé hechos con pan blando y rellenos de margarina, paté, hummus u otros ingredientes que sean fáciles de tragar.

Dado que es posible que el bebé tarde algo de tiempo en ingerir cantidades grandes de alimentos, la leche materna o de sustitución constituye una base nutricionalmente segura durante el primer año de vida o incluso más para quienes lo deseen. Llegados a ese punto, es fácil pensar que la leche materna ya está demasiado aguada y no tiene los suficientes nutrientes; sin embargo, es uno de los nutrientes más importantes.

¿Y si se atraganta el bebé?

Quizá la pregunta más frecuente cuando se habla del método BLW es si existe o no un gran riesgo de que el bebé se atragante. Un temor, por lo demás, completamente natural. Sin embargo, las investigaciones realizadas hasta el momento no indican que los bebés que siguen el método BLW se atraganten con más frecuencia que otros. No obstante, lo que sí sucede a veces es que los niños intentan tragarse un trozo de comida demasiado grande y es entonces cuando se ahogan. Lo que pasa a continuación es que el instinto innato del bebé contra el atragantamiento se pone en marcha… y la comida sale por donde entró. Si esto llega a pasar, espera un poco antes de intervenir para ver si el bebé es capaz de resolver el problema por sí mismo. Atragantarse de vez en cuando es un paso más para aprender a comer.

Lo más importante para evitar que el bebé se atragante al comer es que:

  1. Evites los alimentos duros que tengan formas redondeadas, lisas y resbaladizas como pueden ser trozos de salchichas redondas (¡es mejor que las cortes en vertical!), trozos duros de frutas o verduras, frutos secos enteros, uvas, tomates "cherri" y otros tipos de alimentos que puedan atascarse en el esófago del bebé.
  2. Comprueba que el bebé está bien sentado, de forma erguida.
  3. No dejes nunca al bebé sin supervisión.

Ventajas e inconvenientes del método BLW

Los padres a los que les gusta el método BLW tienden a tener una percepción muy positiva, ya que se encuentran con que el bebé se convierte directamente en una parte activa de su propia alimentación. Sin embargo, como en todo, hay ventajas e inconvenientes.

+ El bebé aprende a controlarse y eso resulta muy gratificante.
+ Para el bebé es más fácil comer lo mismo que el resto de la familia: a menudo hay platos que se pueden adaptar al método BLW.
+ Hay estudios que sugieren que este método puede disminuir el riesgo de problemas alimentarios en el futuro.
– No es apto para todo el mundo. Para los niños cuyos músculos son más débiles o experimentan desarrollo motor tardío, por ejemplo, no existe un método adecuado.
− Es difícil saber exactamente qué ha comido el bebé. Por otro lado, siempre que el bebé vaya creciendo adecuadamente y parezca sentirse bien no hay nada de lo que preocuparse excesivamente.
− Si el bebé se pone enfermo o presenta un estado apático puede ser difícil que coma por sí mismo. En esos casos, es posible que necesite algo de ayuda adicional en su alimentación.

Es como cualquier otro método. En ocasiones es necesario ser flexible y hacer cambios sobre la marcha para cubrir las necesidades del bebé en un momento y en un lugar determinados.

Sara Ask

Escrito por Sara Ask

Dietista licenciada

Teléfono

Cientos de artículos relacionados, «podcasts» y mucho más te está esperando en la «app» de Preggers.

Descárgate Preggers hoy mismo.

10.000 reseñas
  • Consíguelo
  • Consíguelo
  • Consíguelo

Más acerca de Preggers

Lee artículos populares de interés.