Consejos de belleza y bienestar

Mamá feliz, bebé feliz. Mímate con productos maravillosos y momentos agradables una semana sí y otra también.

4 de lectura

Consejos de belleza y bienestar
Foto:pixabay.com

Semana 4: ¡el test ha dado positivo! ¡Enhorabuena! Lo primero de lo que tienes que darte cuenta es de que tienes que empezar a cuidarte muy bien. ¡Aprovecha esta oportunidad! Ya estás tardando en comprarte un sujetador de buena calidad, que proporcione la sujeción que tu pecho necesita. Antes de que te des cuenta, te empezarán a doler los pechos. Un truco para que te sientas cómoda es llevar sujetador también por la noche.

Semana 6: puede que tengas ganas de picar a todas horas y deberías empezar a comer «snacks» para mantener alto el azúcar en sangre. Las hormonas te reblandecerán las encías y la comida se te quedará metida entre los dientes con más facilidad. Sé meticulosa cuando te laves los dientes, utiliza hilo dental con regularidad y usa un enjuague bucal con flúor para conservar esa sonrisa irresistible.

Semana 8: puede que sientas el pelo y la piel algo grasos. Esto sucede a causa del estrógeno, que estimula la producción de sebo. ¿Sientes que vas hecha un desastre? Date el gusto de usar un gel de ducha, un champú y un acondicionador de mejor calidad. Tu cuerpo recuperará su equilibrio en un par de semanas y tu pelo volverá a brillar de forma tan natural como de costumbre.

Semana 11: las hormonas afectan a la producción de melanina, los pigmentos que dan color a la piel. Es posible que las manchas de nacimiento, las pecas y las marcas en la piel adquieran temporalmente un color más oscuro. Utiliza cremas y maquillajes con protección UV. Preocúpate de utilizar siempre cremas con un factor de protección solar alto cuando estés en el exterior.

Semana 13: la presión en la vejiga urinaria disminuye (temporalmente). Si has padecido náuseas matutinas, ahora es probable que desaparezcan. El riesgo de aborto disminuye significativamente. Celébralo reservando un maravilloso tratamiento facial. 

Semana 15: el embarazo todavía no se te nota cuando estás vestida, pero en la ducha empiezas a notar que la barriguita se ve más redondeada. Compra productos para la ducha más delicados y no descuides tu zona íntima. Las infecciones por hongos son frecuentes cuando estás embarazada. Cambia el jabón por un aceite para aliviar posibles molestias. 

Semana 18: es más o menos por estas fechas cuando te harás la primera ecografía. Es una gran experiencia y queda claro eso de que, literalmente, «la belleza está en el interior». 

Semana 20: ahora tienes un litro más de sangre en el cuerpo. El aumento del volumen de sangre puede hacer que aumente tu tendencia a ponerte colorada: suele ser un rubor rosado natural.

Semana 21: es posible que necesites un suplemento de hierro: tu matrona te orientará. El suplemento de hierro puede hacer que vayas estreñida, lo que a su vez contribuye a que salgan granitos en la zona de la boca y la barbilla. Mantén el estómago en forma comiendo frutos secos y bebiendo mucha agua.

Semana 25: por fin se te nota el embarazo. El aumento de la cantidad de agua en el cuerpo rellena las líneas de expresión y le da a la piel un brillo especial. Sin embargo, puede que necesites soporte extra en las piernas. Los calcetines de compresión se convierten en tu nuevo básico. Por suerte, los hay de bonitos colores, estampados y estilos.

Semana 32: intenta bajar el ritmo y relajarte más. Sigue haciendo ejercicio, pero hazlo a un ritmo más pausado y presta atención a las sensaciones en articulaciones y ligamentos. La natación es una buena y delicada alternativa.

Semana 35: aumenta la presión en el vientre y podrían darse problemas diversos, como las varices. Asegúrate de llevar calcetines de compresión y pon las piernas en alto cuando descanses.

Semana 36: tienes la barriga alta justo antes de que vuelva a bajar y presione la vejiga otra vez. Intenta disfrutar del famoso «sueño reparador» y mímate con minisiestas a lo largo del día.

Semana 37: ahora es buen momento para ir a la peluquería. Va a pasar mucho tiempo hasta que vuelvas a tener el tiempo y la energía para volver a ir... si tienes tendencia a las estrías, es posible que aparezcan ahora, al final del tercer trimestre. Hay mujeres a las que les salen estrías ya en el primer trimestre, mientras que a otras les sucede después del parto. Puedes, hasta cierto punto, influir en la elasticidad de tu piel y reducir el picor que provoca al estirarse aplicándote una buena loción corporal. 

Semana 38-42: ¡el parto! La belleza de una madre que acaba de dar a luz con su bebito/a es sencillamente sobrecogedora...

Preggers

Una reseña de Preggers